MENTES/LITERATURA

J.K. ROWLING,MUCHO MÁS QUE MAGIA

JK-Rowling--0062013102420252856452e402854b-d7e9-4148-ae99-cb2ca1bd96af_W_00600IMM4

Ni en el Castillo de Hogwarts, ni en el andén nueve y tres cuartos transcurre la nueva novela de J.K. Rowling, “El canto del cuco”, sino en un Londres muy real, como una forma de demostrar que este libro, con el que se introduce en el género negro, poco tiene que ver con la saga de Harry Potter. De hecho, para desmarcarse de estos “best sellers” se esconde ahora bajo el pseudónimo de Robert Galbraith.

Las exclusivas calles del barrio de Myfair, el multirracial mercado de Brixton o la populosa plaza de Denmark son algunos de los escenarios de “El canto del cuco”, la nueva novela de J. K. Rowling que se desarrolla en el Londres de los ciudadanos de a pie, el de la clase alta y los barrios marginales. Todo muy real para dejar claro que aquellas historias fantásticas que tanto éxito le trajeron con la saga “Harry Potter” han quedado atrás.

Aunque ya publicó otra novela tras las aventuras del mago, esta obra es la primera que presenta bajo pseudónimo. Se sirvió del nombre de Robert Galbraith para durante un tiempo ocultarse y liberarse de la presión que aseguraba que le imponía tener a sus espaldas el éxito mundial de aquellos “best sellers”.

Y de hecho nadie sospechó que tras aquel nombre se escondía la escritora que hizo soñar con la magia a millones de jóvenes, hasta que en julio pasado, tres meses después de su publicación en Inglaterra, el diario británico The Sunday Times desveló la verdadera autoría de la obra, tras realizar una investigación que se inició por una filtración a una de sus columnistas a través de la red social Twitter. Un periodo en el que Rowling pudo disfrutar del anonimato, de los halagos que caen sobre un escritor novel y recibió críticas sin que su nueva novela fuese comparada con sus trabajos anteriores.

Con la identidad de la autora revelada y con el primero de los capítulos difundido en castellano, “El canto del cuco” (Espasa) llega a España y Latinoamérica el 14 de noviembre, acompañado de la advertencia de que lo que ahora presenta Rowling está lejos de aquellas historias que la hicieron mundialmente famosa y la convirtieron en una de las mujeres más ricas de Inglaterra.

LA TRANSFORMACIÓN LITERARIA DE ROWLING.

Atrás deja el Castillo de Howarts, el andén nueve y tres cuartos y tantas otras localizaciones fantásticas para adentrarse en el género negro, a través de una historia cargada de realismo, en la que se descubre el mundo de las modelos, las drogas, los raperos y las relaciones ilícitas.

Con el cuerpo de Lula Landry, una joven modelo con problemas emocionales, tendido en el suelo comienza esta obra en la que Cormoran Strike, un antiguo soldado de la guerra de Afganistán hecho detective, se convierte en protagonista al ser contratado por el hermano de Lula para investigar el suceso.

Un hombre con secuelas físicas y emocionales de aquella contienda que cuanto más se adentra en el complejo mundo de la modelo, más oscuro le parece todo, sintiendo que progresivamente se acerca a un peligro tan palpable como misterioso.

Todo ello ambientando en las calles de un Londres perfectamente identificable, donde las avenidas, los pubs o cafés que la autora describe existen en la realidad. Mientras la joven modelo vivía en el barrio de Mayfair y acude a clubes selectos y restaurantes caros como el Cipriani, en Davies Street, los empleados que pululan alrededor de los más ricos se trasladan tras su jornada laboral al mercado de Brixton o a la algo descuidada plaza de Denmark, donde tiene su despacho Strike, y prefieren el ambiente del café Phoenix al de los bares del lujoso barrio.

J+K+Rowling+Rupert+Grint+Harry+Potter+Deathly+wCQzLCNNk7ElJ+K+Rowling+Emma+Watson+UK+Premiere+Harry+NgQ5kf4jl2hl

UNA VIDA DE CONTRASTES.

Transcurridos 16 años desde aquella primera obra de la saga “Harry Potter”, Rowling pretende volver a ser esa escritora desconocida que sorprendió al mundo entero por pasar del anonimato a la fama con tan solo una novela, “Harry Potter y la piedra filosofal”. Su éxito es inolvidable para el público, y como consecuencia su vida actual poco se parece a la que tenía antes del éxito.

Incapaz de imaginar que llegaría a vender más de 300 millones de ejemplares con la saga, Rowling comenzó a escribir el primero de los libros en las servilletas de la cafetería de la que era propietario su cuñado, mientras vivía con su hermana en Edimburgo y tan solo contaba con 120 euros a la semana para sobrevivir y criar a su hija tras haberse separado de su marido. De hecho, cuando propuso su primero libro a una editorial, tuvo que escribir a máquina dos copias del manuscrito, porque no tenía el dinero suficiente para hacer una fotocopia.

“Quise representar las ambigüedades de una sociedad donde la intolerancia, la crueldad, la hipocresía y la corrupción abundan. Para demostrar mejor lo heroico que resulta, cualquiera que sea tu edad, luchar en una batalla que nunca se ganará. Y también quise reflejar el hecho de que la vida entre los once y los diecisiete años puede ser difícil y confusa. Aún estando armado con una varita mágica”, comentaba Rowling al recibir el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia sobre las aventuras de Harry Potter.

j.k

ECHAR DE MENOS EL ANONIMATO.

Pese a sus humildes comienzos, Rowling se ha convertido en una multimillonaria cuya riqueza supera, según The Sunday Times, la de la reina Isabel II de Inglaterra. Por muchos ya está considerada como la escritora de literatura infantil más universal de todos los tiempos.

Pese al éxito, Rowling parece que echa de menos el anonimato, el ser aquella ciudadana de a pie que luchaba por la supervivencia. Algo que parece improbable que pueda recuperar, ya que su éxito ha sido tan grande que parece imposible que tenga la ocasión de desprenderse de la fama que le acompaña.

Por Víctor Usón.

emma-jk

FUENTE QUE UTILIZO:

http://es.noticias.yahoo.com

Fotos GOOGLE

EFE-REPORTAJES

MENTES/LITERATURA

CINE Y LITERATURA: UNAS VECES BIEN,OTRAS NO TANTO

rockwell-kentcollageseries-cine-literatura-revista-achtungseries1-lossopranoperfume-libros_TINIMA20120420_0545_3pelle_inicio

Cine y literatura: unas veces bien, otras no tanto…

EFE Reportajes – mar, 21 ene 2014

Con “Saving Mr. Banks” el séptimo arte dedica su particular tributo a aquellos autores decepcionados cuando su novela se ve adaptada a la gran pantalla y, aunque hoy muchos escritores ni se atreven a ceder sus derechos, también hay excepciones que aplauden y reconocen que, por una vez, la película ha sido mejor que el libro.

Las quejas de la escritora P. L. Travers sobre la adaptación cinematográfica de su “Mary Poppins” no tuvieron nunca mayor eco que el filme original. 50 años después, Disney rinde su particular disculpa a la autora con “Saving Mr. Banks”, una cinta que recrea aquellos convulsos días protagonizada por Emma Thompson y Tom Hanks.

1121boquitas_pintadas-iem 300_espartanos 14371_I_El Castillo De La Pureza Foto 1

Esta serie de encontronazos entre un director de cine y el autor de la obra que se adapta resultan frecuentes. Michael Ende puso el grito en el cielo con “The neverending story”, inspirado en su célebre novela homónima, y clamó que los cineastas responsables “no habían entendido el libro en absoluto”, ya que la única intención con la orquestación de esta película había sido “ganar dinero”.

Roald Dahl tampoco quedó muy convencido de la primera versión de “Charlie and the chocolate factory”, tanto por el protagonista, Gene Wilder, al que consideraba “pretencioso y poco alegre” para ser Willy Wonka, como por los cambios de guión o algunos números musicales, tal y como cuenta Donald Sturrock en “Storyteller”, la biografía autorizada del autor de “Matilda”.

Sin embargo, la web IMDb.com destaca que en varias fotografías del rodaje recogidas en el DVD de la película se puede ver a un Dahl sonriente que asistió a los platós e incluso al estreno, por lo cual cabe sospechar que sus recelos no eran tan radicales, si bien la segunda parte del libro jamás ha recibido luz verde para su correspondiente adaptación.

MonicaVitti4[1] Metro_LOGOlos-mas-malvados-de-la-literatura-163816-640x420Lolita1lolita

LITERATURA ADULTA EN EL CINE, PELEAS Y PALABRAS MAYORES.

Los autores enfocados al público adulto también han tenido sus distintos vaivenes con los directores y los cineastas a la hora de traducir una historia escrita al lenguaje del séptimo arte, algunos con posturas verdaderamente extremas.

El polémico Bret Easton Ellis ha llegado a renegar de todas las adaptaciones de sus novelas, incluso de la popular “American Psycho”, mientras que Ken Kesey despreció en toda su vida “Alguien voló sobre el nido del cuco”, pese a que la cinta ganara, entre otros, el Óscar al mejor guión adaptado.

Tal vez el caso más célebre sea el del escritor J. D. Salinger, que profundamente decepcionado ante el melodrama amoroso “My Foolish Heart”, cinta basada en su cuento “Uncle Wiggily in Connecticut”, se negó para siempre a ceder sus obras al cine, para disgusto de los fans de “The Catcher in the Rye”, que confían en ver algún día una versión fílmica de los avatares del antihéroe Holden Caulfield.

Otro escritor radical contra los largometrajes de sus obras es Alan Moore, que se ha manifestado abiertamente contrario a cada acercamiento del séptimo arte a su particular imaginario, aplaudido por la crítica en “From Hell”, “V for Vendetta” y “The League of Extraordinary Gentlemen”, entre otros cómics.

901635_361558397288978_2131862480_o300-26555814BIG_cineapertura239170268

Con la más reciente adaptación al cine de su colosal novela gráfica “Watchmen”, Moore declaró que “escupiría veneno sobre ella durante meses”, según recogió la web Hero Complex, propiedad de Los Angeles Times.

Notorias fueron también las quejas del popular escritor Richard Matheson, uno de los profesionales de la Literatura más volcados en las artes audiovisuales, que pese a todo jamás se sintió contento con ninguna de las tres intentonas que, en 1964, 1971 y 2007, trataron de llevar a la gran pantalla una de sus novelas más emblemáticas, “I Am Legend”.

De la primera adaptación de su libro, protagonizada por Vincent Price, lo único que no le convencía era el actor principal, mientras que las siguientes intentonas “ni molestaban” de lo poco que respetaban al texto original.

“No comprendo qué interés tiene Hollywood en adaptar mi novela tal y como no la escribí”, declaró en 2001 para el libro aún inédito “The Last Man on Film: Adaptations of Richard Matheson’s I Am Legend”, firmado por David Brown y John David Scoleri.

Pese a todo, muchos escritores tratan de ser conciliadores cuando hablan de las versiones cinematográficas de su libro. Stanislaw Lem, bien poco convencido del “Solaris” dirigido por Andrei Tarkovski, siempre ha considerado “un genio” al realizador.

Por su parte Noah Gordon, en una entrevista a Efe, confesó que al principio no le gustó la cinta de “El médico”, pero después aceptó el esfuerzo que los cineastas hicieron en “meter en una película” esta historia tan larga.

literatura-y-cine literaturacineimages.list.co.uk_picture-2images images (9)

STANLEY KUBRICK, EL MÁS POLÉMICO.

Con una filmografía de tan solo trece películas, Stanley Kubrick atesora por comparación el mayor número de choques con los escritores de las novelas que adapta, dada su tendencia a las versiones más libres, como hizo con el thriller político “Red alert”, de Peter George, al que transformó en la comedia “Dr. Strangelove or How i learned to stop worrying and love the bomb”.

La fructífera colaboración con Arthur C. Clarke para dar vida a “2001: A Space Odyssey” supone la única excepción en una trayectoria en la que ni siquiera cuando daba plena libertad se evitaban los problemas.

El guión de “Lolita”, firmado en solitario por su autor original, Vladimir Nabokov, se alejó con mucho de la novela germinal, y el escritor, aunque no decepcionado, admitió haber acabado “exhausto” de trabajar con el director de “Espartaco”.

dos-mujeresdecineli1danzantes collage1 cine-y-literatura

Peor suerte corrió el tratamiento de “A Clockwork Orange”, de Anthony Burgess, una novela que suprimió el último capítulo en su traducción para Norteamérica, crucial para la evolución del personaje principal, Alex; y que dio pie a un texto sobre el que Kubrick trabajó para crear uno de sus trabajos más sonados y polémicos, para bien y para mal.

En posteriores reediciones del libro, Burgess incluyó una introducción en la que hablaba de la cinta basada en su fábula, que “de buena gana repudiaría, por distintas razones”, y en la que se confesaba frustrado por el éxito del director, que gozaba “tranquilamente de la mala recompensa por su mala conducta”.

Pero sin duda las discrepancias más enconadas e irreconciliables de Kubrick con un escritor fueron durante el rodaje de “The shining”, en la que llegó a discutir en numerosas ocasiones con Stephen King.

El escritor hoy no deja de desacreditar el que es, para muchos, un clásico del cine de terror, con declaraciones en las que arremete contra el realizador, los actores protagonistas o varias de las escenas que la película incluyó y que no estaban en la novela original.

images (1) gran-gatsby-pic-2grand-sommeil-1946-08-ggrand-sommeil-1946-04-ggrand-sommeil-1946-03-g

LA PELÍCULA, MEJOR QUE EL LIBRO.

Precisamente King, uno de los autores vivos más adaptados al cine, no tiene problema en admitir cuándo una película está por encima de sus técnicas narrativas. El autor ha aplaudido las versiones cinematográficas, entre otras, de sus novelas “The Green mile”, “Apt Pupil”, “Misery”, “Stand by Me” o “The Shawshank Redemption”, considerada hoy la mejor película de todos los tiempos según IMDb.

El cambio de guión que Frank Darabont hizo en “The Mist” le gustó tanto que deseó que se le “hubiera ocurrido” a él, cuando el nuevo final de la historia caló tan hondo en los espectadores y elevó una convencional aventura de monstruos a nuevo clásico de culto.

En la misma línea reaccionó Chuck Palahniuk cuando vio el producto terminado que David Fincher firmó en 1999 con “The Fight Club”.

La cinta con Brad Pitt y Edward Norton aportó un mayor énfasis en el aspecto romántico de la trama, lo que hizo que el novelista, rendido ante el filme, confesara en una entrevista que el libro le “avergonzaba”, en comparación con la película.

film_collage escanear0003el-perfume El-Gran-Gatsby-02El-Gran-Gatsby

También a Ray Bradbury le sedujo la importancia femenina que François Truffaut añadió a su “Fahrenheit 451″, y aplaudió a rabiar con la nueva conclusión que la película brindaba a su historia; algo que también hubiera hecho Philip K. Dick de haber vivido para ver terminada “Blade Runner”.

En una misiva de Dick que recoge su web oficial, el autor de “Do Androids Dream of Electric Sheep?” detalló al responsable de marketing de la cinta cómo le maravillaba que su texto “adquiriera tamañas proporciones”, ante el largometraje que en 1983 dirigió Ridley Scott protagonizado por Harrison Ford y Rutger Hauer.

Por su parte, Anne Rice pasó del odio más visceral a la adherencia más entusiasta con la adaptación de “Interview with the vampire”, un cambio de ideas debido sobre todo a sus iniciales reparos a Tom Cruise en la piel de Lestat, uno de los vampiros principales.

Tras ver la película, Rice escribió una extensa carta etiquetándola como “perfecta” y “extraordinaria”, texto en el que además sostenía que el protagonista de “Top Gun” sería inmortalizado por este papel, “del mismo modo que se recuerda al Hamlet de Olivier”.

Samuel Regueira.

Gatsbyfoto-leonardo-dicaprio-y-carey-mulligan-en-el-gran-gatsby-2012-261foto-leonardo-dicaprio-en-el-gran-gatsby-2012-2-259

EFE-Reportajes.

FUENTE QUE UTILIZO:

http://es.noticias.yahoo.com