NOTICIAS NEUROCIENCIAS

Un test sanguíneo detecta el alzheimer con tres años de antelación y el 90% de precisión

Mide el nivel de diez moléculas de la membrana de las células, que delatan la degeneración de las neuronas cuando aún no hay síntomas

Un test sanguíneo detecta el alzhéimer con tres años de antelación y el 90% de precisión

fotolia
El test mide el nivel de diez fosfolípidos que están alterados en las personas que van a desarrollar alzhéimer o deterioro cognitivo

Un test sanguíneo basado en diez biomarcadores detecta con más de un 90 por ciento de precisión si una persona sana desarrollará o no deterioro cognitivo ligero o alzhéimer en los próximos dos o tres años.

Las predicciones del test se basan en diez fosfolípidos, moléculas grasas que son constituyentes fundamentales de las membranas celulares y de la vaina de mielina, que recubre los nervios y facilita la transmisión de los impulsos nerviosos. Los fosfolípidos habían sido propuestos como blanco de la proteína amiloide, característica de la enfermedad de Alzheimer, para provocar el deterioro de la membrana celular.

untitled neurona membrana_plasmatica membrana_celular

Las variaciones en el conjunto de los 10 fosfolípidos incluidos en este test sanguíneo pueden delatar el inicio de la degeneración de las células nerviosas, que tiene lugar en las etapas preclínicas de la enfermedad, cuando aún no hay síntomas visibles, según los autores. Y estarían reflejando la ruptura de las membranas celulares de las neuronas en los participantes que desarrollarán síntomas de deterioro cognitivo o enfermedad de Alzheimer. El hallazgo se publica en la revista «Nature Medicine» y podría estar listo para su comercialización en un par de años.

Los investigadores examinaron también si la presencia del gen APOE4, un factor de riesgo conocido para el desarrollo de alzhéimer, contribuía a una clasificación más precisa de los grupos, pero se comprobó que no era un factor predictivo significativo en este estudio.

«Este nuevo test sanguíneo tiene el potencial de identificar a las personas en riesgo de sufrir un deterioro cognitivo progresivo y puede cambiar la forma en que se maneja y trata en la actualidad esta patología neurodegenerativa», destaca Howard J. Federoff, profesor del Centro de Médico de la Universidad de Georgetown y uno de los coautores del trabajo.

Consejos-para-prevenir-la-degeneración-de-las-neuronas conexion-sinaptica 1231699452990_89BBE416-3DBD-4A5A-B8EA-DECC484C74A2_dn

Implicaciones terapéuticas

El fracaso en el desarrollo de fármacos para frenar la progresión de la enfermedad de Alzheimer se atribuye, en parte, a que se han probado con personas en fase muy avanzada . Y cuando los síntomas afloran, señalan los expertos, el daño producido en el cerebro es muy difícil de revertir, ya que hay una importante pérdida de memoria y daño funcional instaurado.

«El estado preclínico de la enfermedad ofrece una ventana de intervención que podría modificar el curso de la enfermedad. Biomarcadores como los utilizados en nuestro test sanguíneo definen ese periodo asintomático y son críticos para el desarrollo, verificación y aplicación de nuevas terapias», resalta Federoff.

Otros marcadores propuestos para esta patología, como los niveles de las proteínas amiloide y tau medidos en el líquido cefalorraquídeo, o pruebas para su posible detección mediante resonancia magnética funcional o estructural tienen un uso limitado, bien porque son invasivas (como la punción lumbar) o porque son caras.

301v04n03-90153370fig2 000250195

El nuevo test sanguíneo, de fácil aplicación, mostraba un acusado descenso de fosfatidilinositol en las personas que después desarrollaron un deterioro de la memoria. Acorde con esta reciente observación, estudios previos han mostrado, en las personas con alzhéimer, una disminución de este fosfolípido en el hipocampo, una estructura que juega un papel fundamental en la memoria.

Por el contrario, se observó un incremento marcado de otro fosfolípido, el ácido glicoursodeoxicólico, que, según trabajos previos, podría relacionarse con la puesta en marcha de mecanismos defensivos frente al daño neuronal.

header.png heterotrofia_04

El estudio

El estudio que ha permitido detectar estas diez moléculas incluyó a 525 participantes sanos de 70 años o más a los que se tomaron muestras de sangre al inscribirse y en otros momentos durante la investigación. En los cinco años que ha durado el estudio, 74 participantes cumplieron los criterios de enfermedad de Alzheimer leve (EA) o bien de deterioro deterioro cognitivo leve amnésico(DCLa), en el que la pérdida de memoria es importante.

De estos, 46 fueron diagnosticados en el momento de inscribirse y 28 desarrollaron los síntomas durante el estudio. A estos últimos se les denominó convertidores. En el tercer año del estudio, los investigadores seleccionaron a 53 participantes que desarrollaron DCLa o EA (incluyendo 18 convertidores) y 53 controles cognitivamente normales para la fase de detección de biomarcadores.

En total había diez lípidos que variaban significativamente y que parecen revelar la ruptura de las membranas celulares de las neuronas en los participantes que desarrollan posteriormente síntomas de deterioro cognitivo o EA. Estas diez moléculas fueron validadas posteriormente utilizando los 21 participantes con DCLa y AD restantes (incluidos los 10 convertidores), y 20 controles.

Se analizaron los datos a ciegas para determinar si los sujetos podían ser caracterizados en las categorías diagnósticas correctas basándose únicamente en los 10 lípidos identificados en la fase previa. Y encontraron que esas diez moléculas seleccionadas eran capaces de distinguir con un 90% de precisión quienes permanecerían sanos y quienes sufrirían enfermedad de alzhéimer o deterioro cognitivo en un periodo de tres años.

sinapsis d9d233bcc292d07d26e73dcd0fdb8087

El alzhéimer es una patología neurodegenerativa devastadora para la que hasta la fecha no existe cura. Cada año se detectan 4,6 millones de nuevos casos en el mundo. En España afecta a 1,2 millones de personas. Según un estudio que acaba de publicar la revista “Neurology”, está patología va camino de equipararse al cáncer y las enfermedades cardíacas en número de muertes en Estados Unidos.

Fuente que utilizo:

http://www.abc.es

Anuncios
NOTICIAS NEUROCIENCIAS

Mira lo que hace tu cerebro con los ojos de la gente

E_demi-lovato d71c86fb2a0f718aafacdb01cb0a6953 fc94abc2ca8e243c640e1d8e93ddca1d 28874_pensar22 47e60f7a408c8e508ca5b38c8316967b 787e54a101aae45702a1814967e6c474 8cd8f297f643c1d8fdaaa6f9d106b827 9a55109547f39166d4451e4aedd7e033 78c8c0a57fd1b015cf4a2e5a17773d7f 1d7d2f098dc363f7707f6982dec69173 - copia d3f194f0bdf0831f1ff4fa2098a3d974 55717e94fc93e6d872766276668b2908 a636fb106017a97ffbea62d61c472f00 uploads-articles-thumb-article10_resize_460_auto 043 68 1625517_10152172244402867_186159750_n c972d6b18c5f71cf6828154799a1639aaa145ca8

Si en algo destacamos los seres humanos es en que somos unos estupendos detectores de caras. Reconocemos una cara en la distancia, en condiciones de escasa visibilidad y somos capaces de identificar la dirección en que apuntan los ojos e incluso intuir las intenciones. Pero no solo eso. En 1980, al profesor de Psicología Peter Thompson se le ocurrió hacer una serie de pruebas con la percepción de caras y descubrió un curiosísimo efecto.

Cojamos una cara y démosle la vuelta. A continuación, mediante edición gráfica, vamos a darle la vuelta a los ojos y la boca y a ponerla en la dirección correcta. Lo que sucede es que nuestro cerebro no nota la diferencia ni que hay algo erróneo en la imagen, hasta que volvemos a dar la vuelta a la imagen. Veamos:

El conocido como “Efecto Thatcher”

Esta ilusión visual se conoce como efecto Thatcher porque el ejemplo más conocido se hacía con un retrato de la primera ministra británica. Como ves, las dos imágenes de la izquierda son la misma, solo que la versión de arriba es la invertida. Y lo mismo las de la derecha. Pues bien, en la versión de la parte derecha superior apenas nos choca la orientación de los ojos en comparación con la de abajo, y sin embargo son la misma foto. Como el concepto es difícil de pillar a la primera, veámoslo en este magnífico vídeo:

¿Por qué se produce este efecto? Los científicos creen que se debe a los módulos neuronales que se dedican a interpretar caras, especialmente ajustados para interpretar caras del derecho y no del revés. Se sospecha esto porque las personas que tienen un daño cerebral y dejan de reconocer las caras- lo que se conoce como prosopagnosia – no experimentan el efecto Thatcher. Como tienen dañadas las zonas del cerebro que analizan las estructuras faciales, el efecto no se produce en ellos. También se ha demostrado en muchos experimentos que el efecto tiene lugar igualmente en monos Rhesus y chimpancés, lo que sugiere que esta capacidad pudo surgir en un ancestro común hace más de 30 millones de años.

Fuente de:  http://es.noticias.yahoo.com

NOTICIAS NEUROCIENCIAS

CÓMO HABLAMOS CON NOSOTROS MISMOS DENTRO DE LA CABEZA

cd8958523a9dc1f61c7440a57a382d96c9e90141a25094e1d530b3be13442881c5f79095b4c761951741012ca250f804

Cuando el protagonista de una película se pone a pensar, escuchamos su propia voz disertando sobre el problema que le atenaza en ese momento. Este pequeño truco de la voz en ‘off’ le sirve al director para simular la vida interior del personaje, pero ¿funciona de la misma manera nuestro pensamiento en la realidad? Es decir, ¿escuchamos una voz en nuestro interior cuando pensamos?

Desde hace unos años, el científico Russell Hurlbert y su equipo investigan lo que se conoce como “discurso interior”. En algunas ocasiones, nuestro pensamiento se parece a esa voz con la que nos hablamos a nosotros mismos y que se ha recreado en literatura desde los tiempos de ‘Madame Bovary’. En un trabajo publicado en la revista Consciousness and Cognition, Hurlbert resume los hallazgos realizados en los últimos años y la forma en que lo han medido.

El problema de estudiar la voz interior es que cuando uno se para a intentar analizarlo interfiere sin remedio sobre su propio pensamiento. Como una especie de principio de indeterminación de la mente consciente. Para remediarlo, los investigadores idearon un sistema consistente en proporcionar a los sujetos un avisador programado para emitir un zumbido aleatoriamente en distintos momentos del día. Cuando la persona escuchaba el aviso debía anotar en un papel el tipo de actividad mental que estaba teniendo justo en ese momento, manteniendo una especie de diario de su ‘voz interna’.

En un estudio con 30 participantes y una duración de tres días, el equipo de Hurlbert obtuvo algunos resultados interesantes. En primer lugar, algunos dijeron no escuchar ninguna voz en absoluto mientras que otros la escuchaban un 75% del tiempo. De media, el 23% de los pitidos del avisador dio como resultado un reporte de voz interior, lo que no quiere decir que escuchemos la voz un 23% del tiempo.

Nuestra ‘voz interior’ suele ser nuestra propia voz como la escuchamos al hablar, es muy raro que alguien piense con la voz de otra persona. La aparición de la voz es caprichosa y presenta en distintos grados de volumen o emoción según la circunstancia. Otra de las curiosidades es la localización: aunque la mayoría afirmó escuchar la voz en la cabeza, algunos individuos aseguran que su discurso interno tiene lugar en el pecho. También hubo personas que reportaron escuchar la voz interior mientras ellos estaban de hecho hablando en voz alta (con las dos voces diciendo cosas distintas) y en otros casos la voz hablaba sin sentido o a más velocidad que el discurso normal.

387546b4aa0d8d39fc47b8858f7ae9be9a55109547f39166d4451e4aedd7e0338cd8f297f643c1d8fdaaa6f9d106b827

Aunque suena muy extraño, es importante recordar que con esta ‘voz interna’ no nos estamos refiriendo a las voces que escuchan los pacientes psiquiátricos que mantienen diálogos consigo mismos, sino a la forma en que se materializa en ocasiones en pensamiento y parece que escuchamos con nuestra propia voz lo que estamos pensando. En general, los científicos siguen teniendo muchas dudas sobre el fenómeno y muchas preguntas. Por ejemplo, ¿existen diferencias culturales a la hora de experimentarlo? o ¿cuándo y cómo aparece por primera vez?

3c34685a43766ee54e269d4c3dd42b712c487e7e51411a19ff1c1b98bb3e3b770d6d558d3625f52e7110bace2be5e18d

Referencia: Toward a phenomenology of inner speaking (Consciousness and Cognition). | [Vía]

FUENTE QUE UTILIZO:

http://es.noticias.yahoo.com