BEAUTIFUL MINDS

BEAUTIFUL MINDS

Beautiful Minds


Miradas en torno a la inteligencia, la creatividad y la mente
beautiful-minds
INTELIGENCIA REDEFINIDA
POR SCOTT BARRY KAUFMAN
index

Las opiniones expresadas son las del autor y no son necesariamente las de la revista Scientific American.

static1.squarespace-4 static1.squarespace-2

He aquí a los niños que son diferentes,
los niños que no siempre reciben Atléticos
Los niños que tienen oídos dos veces el tamaño de sus pares y narices que se prolongan durante días. . .
He aquí a los niños que son diferentes,
los niños que llaman loco o tonto,
Los niños que no encajan, con las tripas y la arena, que bailan a un tambor diferente.. .
He aquí a los niños que son diferentes,
los niños con la racha travieso,
Para cuando han crecido, como ha mostrado la historia,
es su diferencia que los hace únicos.

– Digby Wolfe, “niños que son diferentes”

5264E72A-9346-467B-B1C2D93A26EBA504_article

Estoy emocionado de anunciar el lanzamiento de la edición de bolsillo de ungifted: Inteligencia redefinida !

static1.squarespace-3

Desde la versión de tapa dura fue lanzado el 4 de junio de 2013, he pasado bastante tiempo escuchando y participando con los padres, educadores y administradores acerca de las limitaciones del actual sistema educativo. He ganado una apreciación más profunda de los sinceros esfuerzos de muchos educadores dotados y talentosos para proporcionar un plan de estudios desafiante y enriquecido para todos los estudiantes que están listos y motivados para participar en tales recursos. He ganado una apreciación más profunda de “dos veces excepcional” estudiantes- los que al mismo tiempo tiene una discapacidad específica del aprendizaje y fortalezas extremas (sí, “discapacidad específica del aprendizaje” y “talento” no son opuestos). No estoy tan preocupado como yo solía ser sobre cómo definimos “inteligencia”, decidiendo en lugar de enfocar mis esfuerzos investigando los muchos rasgos y comportamientos que pueden llevarnos a donde queremos ir, y haciendo hincapié en una conceptualización más dinámica y fluida de potencial que está en línea con las últimas investigaciones en psicología del desarrollo.

15741576451_c8b4d35b2b_z-e1427686713208

Sin embargo, sigo creyendo en los aspectos centrales de ungifted . Me he vuelto más seguros de que es el momento para una conceptualización más dinámica del potencial que tiene en cuenta el paquete único de cada persona de características personales, los sueños, las pasiones, los objetivos y el desarrollo. Esto refuerza el viaje, no el producto. Que los cambios de un solo día del juicio de las pruebas estandarizadas y descontextualizada de un largo periodo de compromiso profundamente personal, resolución de problemas, la exploración y revisión. Que los estudiantes de armas con los modos de pensar y estrategias que le ayudarán a alcanzar sus metas personales, sin prejuzgar o limitar oportunidad en cualquier etapa del viaje.

Al ampliar nuestras nociones de potencial, espero de verdad que podemos aumentar el reconocimiento de la sociedad por todos los diferentes tipos de mentes y los caminos hacia la plenitud.

Puede adquirir el ejemplar en rústica de ungifted de $ 13.59 en Amazon aquí .

Fuente:

http://www.scientificamerican.com

Anuncios
CONSEJOS PARA LA MUJER

ELENA FRANCIS,CONSEJOS PARA LA MUJER SUMISA

la_cara_de_los_que_no_son_100_heteros_6551_635x

Durante 36 años su consultorio diseñó a la mujer, madre y esposa del franquismo. Un estudio rememora la figura de la ‘coach’ sentimental más popular de la historia de España.

RITA ABUNDANCIA / 04 DE NOVIEMBRE DE 2014

cover_521_635x

Los consultorios sentimentales de antes hacían las veces de los psicólogos, coaches y sexólogos de ahora, incluso cuando hablar de sexo estaba mal visto o era casi pecado. De entre todos esos consejeros, en España, destacó Elena Francis, que durante 36 años y desde la radio recomendó a las mujeres abnegación, aguante, mirar para otro lado, hacer la vista gorda, tener paciencia, esperar a que las cosas cambiasen o sacrificarse por los hijos y la familia. El programa no fue sino ladoctrina del régimen franquista disfrazada de consultorio sentimental, aunque llegó a sobrevivir al propio Franco –se emitió entre 1947 y 1984- y agonizó hasta su muerte, al negarse a actualizarse y seguir preconizando una moral de posguerra, cuando el destape, el divorcio, el feminismo y la lucha por la ley del aborto campaban a sus anchas por una España con prisas por sacudirse su pasado reciente.

la_cara_de_los_que_no_son_100_heteros_1515_630x

Pura Sánchez, profesora de secundaria de lengua y literatura en el instituto Velázquez, de Sevilla, trabaja en un estudio ligado al equipo de investigación de la Universidad de esa misma ciudad, dentro del departamento de antropología social. El trabajo es una reflexión de la vida íntima de nuestras madres y abuelas a través del análisis de consultorios de radio y revistas femeninas. Pura espera que su investigación tenga éxito y se convierta, en el futuro, en libro. Leer las cartas que las mujeres de aquella época mandaban a Elena Francis con sus preguntas, ha sido una de las tareas de Sánchez para elaborar su estudio. Unas cartas a las que ella identifica con “mensajes de náufragos en una botella” y que describen un panorama de amas de casa solas, relegadas al hogar y a las tareas domésticas y con poca conexión con el mundo. “Es cuando la mujer sale a trabajar cuando empieza a interactuar con otras congéneres, a contarle sus problemas y a compararse con ellas. En los primeros años de la posguerra el lugar de las féminas estaba en casa y su relación con el mundo era bajo el acompañamiento de sus maridos”, cuenta Sánchez, “por eso muchas recurrían al consultorio de la doctora Francis, porque no tenían a nadie a quién contarle sus inquietudes, o porque éstas eran tan graves que temían ser estigmatizadas por ello”.

El gran engaño: Elena era un cura (y un psicólogo)

En el año 1982, cuando el programa todavía se oía en la radio, Gerard Imbert, actualmente catedrático de comunicación audiovisual en la Universidad Carlos III, de Madrid, destapó en su libro Elena Francis, un consultorio para la transición(Península) el gran engaño. El alma y cuerpo del consultorio no existía, era todo un montaje que el Instituto de Belleza Francis, con sede en Barcelona, se había inventado para hacer publicidad de sus productos. Doña Elena era un ser ficticio y las cartas las contestaba un equipo de asesores, entre los que se encontraban un cura y un psicólogo. Más tarde, a partir del año 66, los guiones del programa, que se basaban enteramente en la correspondencia, se le encargaron alperiodista y crítico de toros Juan Soto Viñolo. Diversos nombres prestaron su voz al personaje irreal y, entre ellos,Maruja Fernández, actriz de doblaje y locutora –dobló a Anna Magnani, entre otras estrellas– fue la más emblemática. Lo único que era verdad eran las 20.000 cartas que llegaban cada mes al Instituto de Belleza Francis, procedentes de toda España.

El escándalo que siguió a la publicación del libro de Imbert fue tapado por el programa, que emitió un comunicado afirmando que “Elena Francis existe, es un ente físico. Se trata de una señora muy digna, muy preparada y muy amante de su intimidad, que tendrá en la actualidad entre 68 y 70 años. No es posible hablar con ella porque sigue una norma estricta de no conceder entrevistas ni aparecer en público“.

cover

Una vez una niña le preguntó a Elena “las reglas de la actividad sexual”. Francis contestó: “ligada a esta actividad está la función más importante de la mujer, que es la maternidad”

Foto: Corbis

La homosexualidad según Francis: “un trastorno que las esposas podían remediar”

Según Gerard Imbert, “lo que en un principio se concibió como un consultorio de belleza para promocionar los cosméticos de la marca, luego se transformó en un confesionario, aunque en el programa cabía de todo. Se hablaba de temas domésticos, del cuidado de la casa, de moda, de cocina”. Las preguntas iban desde cómo sacar un chicle pegado a una colcha de terlenka hasta cómo preparar un bacalao al pil-pil. “Una vez una chica preguntó cómo se colocaban las cosas en la nevera”, cuenta Imbert, que en su libro recoge preguntas curiosas de las oyentes, como si los besos de amor eran malos. El sexo era tema tabú, aunque indirectamente se aludía a él, en el ámbito de las relaciones marido-mujer. La obra de Gerard incluye también la cuestión de una niña de 12 años, que se atreve a preguntar las reglas de la actividad sexual, a lo que Elena Francis responde, “ligada a esta actividad está la función más importante de la mujer, que es la maternidad”.

En otra ocasión, la experta hace una disertación sobre en qué lugar de la cama debe dormir la mujer casada. A una chica, que sale con un novio más bajo que ella y que le prohíbe llevar tacones, la anima a que se haga muchas ilusiones, “yo, francamente, no le veo para ti”;mientras a una mujer que comprueba que su marido es homosexual y va a bares de gays le aconseja “no hacer demasiado caso de los rumores. Compórtese como si no hubiera ocurrido nada, con el fin de que su esposo recobre la confianza perdida. Extreme sus atenciones pero sin que él advierta nada. Cree un grato ambiente en la casa para que él no sienta la necesidad de salir”. Aunque en otros casos de homosexualidad, doña Elena opina que lo mejor es acudir al médico para que le cure el ‘trastorno’. En cuestiones de embarazos prematrimoniales la experta es tajante y “la falta” o “el fallo”, es siempre culpa exclusiva de la mujer. “Siendo tu la responsable” o “tu enorme equivocación”, son expresiones habituales.

cover

Sophia Loren, en una imagen de archivo.

Foto: Corbis

La mujer abnegada y atada al matrimonio

Según Gerard Imbert, “la filosofía del programa era la de proponer un modelo de mujer abnegada, sufridora, entregada enteramente al hogar y capaz de cualquier cosa con tal de salvar la unidad familiar. Infidelidades, malos tratos, alcoholismo… Todo había que soportarlo por el bien de los hijos y su futuro”. “El matrimonio era un contrato en el que el hombre podía romper todas las reglas pero la mujer ninguna”, comenta Pura Sánchez.

A lo largo de sus 36 años de vida en antena, el consultorio adoptó diversos formatos y tiempos de duración, que oscilaron entre 30 minutos y una hora. Se ponían canciones dedicadas, se leían autobiografías o vidas de santos, como modelos a imitar, pero el cuerpo principal del programa consistía en leer las preguntas de las oyentes y darles consejo. Algunas cartas, si así se solicitaba, eran contestadas por correo, lo que servía como confirmación de que doña Francis existía y no era una mera leyenda. Según Imbert, “el formato del programa cumplía también una función que subrayaba la ideología del mismo. Todo estaba muy regulado, la música, la lectura de la pregunta planteada por la oyente, un breve paréntesis amenizado por una melodía, en el que pareciera que doña Francis estaba pensando la respuesta y el comentario. Era como un ritual, una misa. La voz que daba vida al personaje era también cuidadosamente elegida. Debía ser grave, con un cierto tono entre autoritario y maternal, porque había muchas Elenas Francis encerradas en una: la amiga, confidente, directora espiritual; pero también la censora, la juez, la represora. Todo estaba empapado de grandes dosis de maternalismo”.

dentro radio

Foto: Cordon Press

La ranciedad de los consultorios de la época

Escuchar alguno de aquellos programas puede ser hoy un viaje al surrealismo mágico de la época, pero en realidad casi todos los consultorios para mujeres destilaban el mismo olor rancio y denigratorio para el sexo femenino. Un reciente programa de RNE sobre el tema que nos ocupa, titulado Elena Francis, el consultorio de la mujer sumisa, recuerda como existían muchos espacios femeninos, en las ondas o en las revistas, de corte similar. En uno de ellos, Carta de España, en la radio, la condesa de Quintanilla, que luego sería la condesa de Romanones –la misma que escribió un libro diciendo que había sido espía de los servicios secretos estadounidenses–, respondía a la pregunta de ¿qué cualidades busca la mujer en un hombre?. “Yo creo que busca las que ella no tiene, que sea muy equilibrado, porque las mujeres somos muy emotivas y menos equilibradas. Necesitamos ver que el hombre supera, muchas veces, las cosas que nos faltan a nosotras”, argumentaba la condesa, norteamericana de origen y española de matrimonio, que sintonizó muy bien con el modelo femenino franquista.

De mujer a mujer fue otro programa de RNE, en el que la señorita Teresa, llegada de la ciudad, daba consejos de higiene a las habitantes de un pequeño pueblo. Espacios pensados para ellas, pero que también escuchaban muchos hombres, especialmente taxistas, mecánicos y tenderos. Cualquiera que tuviera una ocupación que pudiera desempeñarla al mismo tiempo que oía la radio.

En 1961 las cortes franquistas aprueban la Ley de Derechos Políticos, Profesionales y de Trabajo de la mujer. Según Pura Sánchez, “el régimen se había apuntado al desarrollo económico y quería pasar de la época del autoabastecimiento a la del fomento del consumo. Necesitaba, por tanto, que las mujeres se pusieran a trabajar para impulsar la economía y para convertirse en potenciales consumidoras, que luego compraran un frigorífico o una lavadora. Era una nueva filosofía, contraria a la de la posguerra, que propició la vuelta de las mujeres al hogar y demonizó a las republicanas, como integrantes de la clase obrera”. Claro que este nuevo papel de la mujer necesitaría también de una nueva moral, pero no fue así. Como cuenta el programa de RNE, “años después de la aprobación de la ley, en 1966, Pilar Primo de Rivera, la delegada nacional de la Sección Femenina de La Falange, aclaraba en la radio : ‘el principal papel de la sección femenina es que la mujer se centre. Porque, indudablemente, en estos momentos la mujer tiene que trabajar, tiene que estudiar, pero por encima de todas estas cosas, lo primero para una mujer casada es la vida familiar, de matrimonio y el cuidado de los niños. Una mujer no puede desentenderse de la educación y el cuidado de sus hijos, de ser una compañera y amiga de su marido. Que si tiene que trabajar, tiene que trabajar, pero sin perder lo primordial, que es esto”.

Ciertamente era difícil centrarse, cuando por una parte debías ser moderna y ponerte a la altura de otros países -España, por aquel entonces, tenía el índice más bajo de Europa de mujeres trabajadoras- y por otra, seguir siendo la abnegada esposa, cuya principal misión era llevar el timón del hogar. Pero el consultorio de Elena Francis no cambió en casi nada su ideología. Según Pura Sánchez, “si abrió la mano algo con la ley del divorcio. Aquí la señora Francis aconsejaba primero resignación, luego irse a casa de la madre y, finalmente, si la cosa estaba muy mal, el divorcio. Pero seguía el discurso del temor de dios y el chantaje emocional con los hijos. También es verdad que con el tiempo, los casos de homosexualidad o alcoholismo, se veían más desde un prisma científico y médico y se trataba a los esposos con estas “dolencias”, como enfermos a los que había que curar. Y , por supuesto, el sexo seguía siendo tema tabú”.

Como cuenta el programa de RNE, los últimos años de emisión del consultorio dejaban traslucir ya el cambio social. Algunas oyentes se interesaban por la obra de Albert Camus; otras pedían la receta del pollo al chilindrón y muchas seguía firmando sus cartas con pseudónimos como “una desgraciada”, “una mujer que sufre”, “una esclava del amor”, “una despechada”, “una víctima de su propio error” o “una pecadora arrepentida”.

Fuente:

piernas__2275_635xhttp://smoda.elpais.com

THE MUSICAL BOX

EXILIO DEL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

14120064132288

MÚSICA Las aventuras de JR

– La historia de la salida de Peter Gabriel de Génesis remite a una canción completamente enloquecida,genial y espeluznante: ‘the musical box’

GERMANY MUSICtmb_tricktour2008_home tmb_live2013-14_header

El 12 de noviembre de 1971, el grupo Genesis lanzaba ‘The musical box’ , una de las canciones claves de la historia del grupo. La historia nació de la imaginación portentosa de Peter Gabriel.

1115330410_850215_0000000000_sumario_normal peter-gabriel-oct-2013

El relato de la canción está representado como un cuento de hadas, con perfiles victorianos y guiños a Dickens, ya que Gabriel tomó como ubicación la casa victoriana de sus abuelos. ‘The musical box’ aborda la muerte, la reencarnación y la lujuria. Dos niños son los protagonistas. Trágicamente, accidentalmente, la pequeña Cynthia Jane De Blaise Williams, de nueve años, mata a Henry Hamilton-Smyth, de ocho años, al decapitarlo con un mazo de cróquet.

gaoqian201407260763 fondo_ipad_alicia_pais_maravillasan3

Un par de semanas después , la pequeña Cynthia encuentra en la guardería de su amiguito Henry la famosa caja de música . La niña no puede evitar abrirla y, en el acto, suena la nana ‘Old king Cole’. Y, entonces, el alma del pequeño Henry regresa a su cuerpo,restaurado con cabeza y todo. Pero entonces, Henry empieza a envejecer precipitadamente. De aquel niño sólo le quedan los ojos y su mente infantil.

Gwen-Stefani-alicia-pais-maravillas-4disney-princesas-alicia-pais-maravillas aliceburton3

Niño viejo

Como en una película, la vida que nunca podrá vivir Henry pasa ante sus ojos. Eso incluye sus deseos sexuales. Henry le pide a Cynthia relaciones físicas, sean o no románticas. En ese mismo momento, la niñera de la guardería quiere investigar los ruidos que provienen de la habitación de la en la que están los críos. Entra e, instintivamente, arroja la Caja de Música hacia el otro lado de la habitación, y con ella, al barbudo niño, sin saber que ese gesto va a destruir a ambos. Más o menos la historia queda resumida en la portada de ‘Nursery crime’, el tercer álbum de Genesis. Cynthia aparece con el palo de cróquet, con un aro cerca de ella, y sólo cabezas, en lugar de pelotas de croquet.

La canción tuvo un maravilloso impacto: intelectual y musicalmente. Probablemente sea la canción más ambiciosa del grupo.

genesis_019 genesis c44397cf39d19a88de1883ec10a46cec

El 27 de julio de 1973, Genesis lanzó su álbum ‘Live’, que tuvo también un éxito fenomenal. Su primer gran éxito en listas. ‘The musical vox aparecía en el álbum y la historia de la canción también estaba contada en un recuadro del vinilo. ¿Por que?.

petergabriel_book_now_left

Una vez se lo pregunté a Peter y me dijo que en esos momentos la historia representaba el desarrollo teatral de la banda y le parecía que era una buena historia. El álbum llegó al número nueve de ventas, la mejor posición de Genesis, y el cineasta William Friedkin, que había impulsado el éxito de Mike Oldfield, se compró el álbum y quedó cautivo al leer la historia. Se quedó tan sorprendido que llamó al mánager de Charisma, la pequeña compañía independiente del grupo, para solicitar una entrevista con Peter Gabriel, al que bien suponía autor de la historia.

images GenesisTheMusicalBox

Exorcismo en la guardería

Peter Gabriel me comentó que William Friedkin quería hacer suya la historia de ‘The musical box’ lo antes posible. Y, por supuesto, le había pedido a Gabriel que desarrollara la historia un poco más para presentar una sipnosis elocuente a la Warner. Cuenta Peter que, en ese momento, William “era Dios” en Hollywood, tras los dos éxitos encadenados de ‘The french connection’ y ‘El exorcista’. Al cineasta, la historia de terror infantil y cuento de hadas le llamaba poderosamente la atención. Estaba enamorado de la historia como perfecta continuación de ‘El exorcista’.

a09n1esp-1 ALICE IN WONDERLAND

Gabriel encontró una nueva vía para su imaginación y para escapar de la presión de sus compañeros en Génesis, que en realidad odiaban la excentricidad de las audacias de Gabriel encima de un escenario y tampoco les gustaba sus historias un poco melodramáticas. En realidad, también había celos por la creatividad de Peter. Él mismo me contó que, cuando hicieron la presentación formal en Londres, en el Rainbow, de ‘The lamb lies down on Broadway”, el último álbum de Genesis con Gabriel con Génesis, Peter ni le enseñó a sus compañeros los “extraños modelitos” que había preparado para la puesta en escena, porque estaba convencido que tanto Phil Collins, su mayor detractor, como Tony Banks, su enemigo músical, y el conservador Mike Rutherford, iban a tumbarlos y prohibirlos. El grupo sólo sabía como se hacía la desaparición de Grabiel en el escenario y que después habría una reaparición mágica en otro lado del escenario. El mejor numero que he visto en mi vida de un grupo de rock encima de un escenario, por cierto.

Phil-Collins

Pero el pobre Peter también tenía que soportar la presión, el agobio que le procuraba su caprichosa esposa Jill, que siempre le maldecía por no estar más tiempo con ella. Y el problema se intensificó cuando se quedó embarazada y los médicos llenaron de malos presagios la espera. Pero nació Anna Marie -hoy día es directora de cine, realizó ‘Growing up on tour’ sobre su padre- y Gabriel le prometió a Jill, que a partir de ese momento estaría más presente con la familia y que dejaría al grupo.

Jill se salió con la suya. Siempre fue una mujer muy caprichosa y consentida. La mujer de Gabriel era hija de del Lord Philip Moore, que había sido secretario personal de la reina Isabel II. Durante la grabación del cuarto álbum de Peter, Jill tomó la costumbre de acostarse con David Lord, el ingeniero y productor del disco, a espaldas del ingenuo Gabriel. Lord era vecino, tenía un estudio, Crescent Recording, muy cerca de la casa de los Gabriel y alardeaba de haber sido el ingeniero y productor del éxito de los Korgis, ‘Everybody’s got to learn sometime’. La historia del adulterio queda reflejada en el mayor éxito de Gabriel , ‘Sledgehammer’. Una visión provocativa sobre el poder del sexo.

End of Genesis

El 27 de mayo de 1975, Peter Gabriel tocó por última a vez con sus compañeros de Génesis en el palacio de Deportes de Saint Etienne. En ese momento, nadie dijo que Peter se iba de la banda. Estaba prohibido decirlo hasta que se le encontrara un sustituto. Secreto de un largo sumario.

pg

Según me contó Mike Rutherford, el más conciliador dentro del grupo, había sido una disolución pactada, incluso antes de iniciarse la gira de ‘The lamb líes down on Broadway’. El 15 de agosto 1975, Peter Gabriel ofreció un comunicado a la prensa que tituló ‘Out, angels, out’. La idea la había tomado de prestado del temazo “Out, angels, out’ de la Edgar Broughton Band . En su relación de disculpas trataba de explicar pacíficamente las razones por las que Génesis se había hecho tan grande y la razón por la que no encontraba acomodo. Se excusó por no haber ofrecido antes la noticia y explicó que la demora se debía al deseo de dar tiempo a sus compañeros para que encontraran un nuevo cantante. Y el supositorio de su escapada de Genesis acababa con una serie de propósitos de enmienda vitales lanzados por el propio Peter:

1.- Para trabajar en el Teatro.

2.- Para hacer más dinero como artista en solitario

3.- Para hacer de Bowie

4.- Para hacer de Bryan Ferry.

5.- Para hacer una cuerda, rodeándola en mi cuello, para ahorcarme yo mismo

6.- Para ser una institución

7.- Para quedarme viejo en una rama.

La historia de su salida de Genesis queda refrendada en la fantástica ‘Solsbury Hill’, de su primer disco en solitario.

Efectivamente, Genesis probó a cuatro docenas de cantantes para sustituir a Gabriel. Entre los finalistas estuvieron Mick Rogers de la Earth Band de Manfred Mann, Mick Stickland de de Witches Brew e, incluso, el mismísimo Nick Lowe. Hasta llegar al favorito de los favoritos, Richard MacPhail. Al final, se dieron cuenta que Phil Collins era la mejor opción, porque incluso tenía un fraseo y una tonalidad de voz muy próxima a la de Gabriel. Aunque no ser una decisión extravagante: como si el portero -el batería- pasaba a ser el delantero centro del equipo -el cantante del grupo-.

Los nuevos Génesis salieron al escenario con Collins como cantante el 27 de marzo de 1976, en Waterloo, en su Universidad, en Ontario. Antes habían ensayado en Dallas y en Londres(Ontario). Bill Bruford, el exquisito batería de Yes era el nuevo batería de Génesis, aunque no se quedó por mucho tiempo.

Peter Gabriel se zambulló de lleno en el guión de ‘The musical box’ para William Friedkin. Me contó que incluso llegó a trabajar con Williams en Headley Grange ,que parecía totalmente embrujada porlos cuentos de magia negra de Jimmy Page.Pero el tiempo pasaba y pasaba, Friedkin estaba en Los Ángeles y de lo único que se acuerda Peter de todo aquello, es que se montaba en su bici, bajaba la colina de Solsbury hasta llegar a un teléfono público, cargado en los bolsillos de su pantalón de las pesadas monedas de 10 peniques de aquella época.

La música no es para Hollywood

Peter se deprimió , porque a Hollywood nunca le gustó la idea. Incluso William Peter Blatty, el productor y autor del guión de ‘El exorcista’ se mostró reacio y enemigo del proyecto ‘The musical box’. Al final, Friedkin se involucró en el desarrollo de un guión sobre la novela francesa ‘El salario del miedo’, de Georges Arnaud. Eso fue ‘Sorcerer’,con la música de Tangerine Dream, que al final fue un absoluto fracaso.

En cambio, al leyenda de ‘The musical box’ crece y crece cada año. Uno de los portales más importantes de lo que se dio en denominar “música progresiva” se llama precisamente ‘The musical box’.

550525b 2008-09-12-genesis_united

Antes, cuando la decepción aún estaba fresca, Gabriel se desintegró emocionalmente y, durante dos años, permaneció encerrado en su casa a las afueras de Bath. Me dijo que ejerció de Brian Wilson, trabajando en los estudios Crescent, en su propia casa, disfrutando de su posición de estrella retirada, que generaba más y más pasión en la típica mitología del rock. Gabriel empezaba una nueva vida como él mismo describió: ” Una nueva vida con mi otro yo”.

Fuente:

http://www.elmundo.es